La financiación de los gobiernos locales es financiación para el desarrollo #2

Estimados amigos y colegas: 

Bienvenidos a la continuación del blog sobre la financiación de los gobiernos locales, que se publicará una o dos veces por semana. No todo el mundo lo entiende, pero la mayoría apoyan nuestra afirmación de que la financiación de los gobiernos locales es una financiación para el desarrollo. Esto incluye a los participantes en el seminario web celebrado el jueves 2 de julio, que estudió cómo afectará el coronavirus a los proyectos de inversión de las finanzas municipales. Fue un gran privilegio contar con la presencia de tan ilustres ponentes. Si no pudo escuchar la emisión radiofónica, haga clic en el enlace siguiente o lea el resumen a continuación.

Reciban un cordial saludo.

David Jackson,

Director de Financiación para el Desarrollo Local Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización

HAGA CLIC AQUÍ PARA ESCUCHAR EL SEMINARIO WEB(Contraseña: 5s.a375b)

David Jackson, Director de Financiación para el Desarrollo Local, UNCDF

Introduction:

David comenzó explicando que la sesión se centraría en mirar más allá de la pandemia inmediata en el horizonte de inversión de los próximos 24 meses. Señaló que «en este mundo en el que el margen fiscal, la recaudación local y los ingresos tributarios locales son tan reducidos, al igual que en ocasiones también lo son las trasferencias de los gobiernos centrales a los locales y la actividad económica, es necesario emprender un trabajo de reconstrucción en este sentido. Mientras tanto, la urbanización no va a ralentizarse, especialmente en África Subsahariana. Este seminario web estudiará el clima de inversión del momento».

«Con una incesante y rápida urbanización, no podemos continuar pensando en África como un continente rural; las ciudades de África están creciendo, especialmente las intermedias».

«África necesita inversiones para garantizar que la urbanización venga acompañada de un aumento de la productividad, de los medios de subsistencia y de la calidad de vida, así como de la sostenibilidad ambiental, de manera que pueda convertirse en el trampolín hacia un continente sostenible, habitable, saludable y próspero».

«Este es el desafío de la financiación municipal, de los gobiernos locales y de la financiación de inversiones en zonas urbanas de África. Este es el reto que asumimos. La pandemia ha llegado para quedarse y ha afectado a nuestro trabajo. Contaremos con las opiniones de Alcaldes e inversores sobre el clima de inversión y en modo en que la pandemia de COVID-19 ha afectado a sus proyectos en tramitación, además de qué medidas prácticas y que directrices de políticas son necesarias, entre otras cuestiones.

Honorable Sr. Osei Assibey Antwi, Alcalde de Kumasi (Ghana)

Kumasi alberga el mayor mercado de África Occidental y es la ciudad más antigua de Ghana. Hace más de 300 años que es un lugar de tránsito, de negocios y de comercio. Cada día, más de 1,5 millones de personas se suman al ya congestionado número de habitantes que circulan por la ciudad y descansan en ella. El sector hotelero ha sido el pilar económico más importante de la ciudad. La industria hotelera se hallaba en auge y el número de hoteles en Kumasi superaba al de Accra, la capital.

Kumasi genera ingresos procedentes de los permisos de operaciones institucionales, los impuestos a la propiedad y las multas e impuestos aplicados en el comercio. Estos son fondos generales internos, a los que hay que sumar el apoyo del Gobierno central a través de un fondo común que se ha reducido drásticamente.

La COVID-19 ha afectado realmente a Kumasi, dado que las regiones de alrededor ya no atraen el comercio. Las fronteras están cerradas y el comercio ha descendido significativamente, sobre todo en Nigeria, Costa de Marfil, Ghana y Burkina Faso. Las importaciones, exportaciones y los enlaces comerciales han mermado todas las fuentes de ingresos de la ciudad. Desde la aparición de la COVID-19, el presupuesto ha disminuido un 30% (2 millones de dólares han dejado de estar disponibles), y esto ha afectado a nuestros proyectos.

El Gobierno central ha ayudado en la recaudación de fondos de varios millones de euros destinados a la apertura de un mercado. Este proyecto está en curso, pero otro proyecto de 20 millones de dólares se encuentra paralizado. Somos la única ciudad en Ghana que se ha beneficiado de la ayuda del Gobierno central.

Más de un 15% de los gastos ha sido destinado a cuestiones relacionadas con la COVID-19; el Gobierno central se encuentra también muy limitado y no puede prestar demasiada ayuda. La mayoría de su financiación se asigna ahora a cuestiones de salud. El Alcalde insistió en la importancia de la financiación municipal y en que pronto podrán obtener préstamos, lo que cambiará bastantes cosas en Kumasi.

Honorable Sra. Yvonne Aki-Sawyerr, Alcaldesa de Freetown (Sierra Leona)

La Alcaldesa Yvonne presentó los retos fiscales que afronta Freetown. En términos generales, la pandemia ha golpeado duramente el clima de inversión en la ciudad. La financiación de proyectos tradicionales por parte de los donantes se ha redirigido a actividades centradas en la COVID-19. Por ejemplo, Freetown ha desarrollado un plan integral de apoyo directo a las comunicaciones, las medidas de prevención y la asistencia comunitaria con una financiación limitada de asociados y del sector privado.

Sin embargo, las dos principales fuentes de ingresos (transferencias fiscales del Gobierno central e ingresos procedentes de fuentes propias) han experimentado un descenso considerable. Este año, la ciudad apenas ha recibido transferencias fiscales intergubernamentales y los ingresos de fuentes propias tradicionales, que proceden principalmente de los impuestos sobre la propiedad, se han perdido. La Alcaldesa presentó un ejemplo de innovación de Freetown sobre la digitalización de su sistema de impuestos sobre la propiedad, el geomapeo de toda la ciudad y la creación de un sistema de puntos automatizado vinculado al sistema bancario, que garantiza la transparencia y responsabilidad. El sistema permite identificar los pagos efectuados por las circunscripciones y permite que los residentes participen en la determinación del uso del 20% de los ingresos recaudados en ellas. Sin embargo, la ciudad tuvo que afrontar el reto de enviar requerimientos de pago de impuestos sobre la propiedad en estos tiempos difíciles. También destacó la importancia de obtener apoyo por parte de los responsables políticos del Gobierno nacional.

En resumen, la Alcaldesa Yvonne apuntó que los desafíos locales son también una prioridad nacional. Durante la COVID-19 y en el período posterior, un aspecto fundamental al que se le debe dar más importancia es la capacidad de las ciudades para acceder a la financiación sin tener que pasar por el gobierno nacional, ya se trate de financiación de los asociados para el desarrollo o de la creación de una estructura o legislación que permita a las ciudades tomar decisiones. Aquellas ciudades que se comprometan con la prestación de servicios como parte de la campaña de liderazgo necesitan flexibilidad y garantías para tener acceso a la financiación.

Jaffer Machano, Director del Programa de Financiación de Inversiones Municipales del FNUDC 

Como Director del servicio de asistencia técnica del Fondo Internacional de Inversiones Municipales, Jaffer respondió ante la preocupación por no tener suficientes proyectos para el Fondo. Declaró que «por el contrario, lo que contemplamos a raíz de nuestras conversaciones con las ciudades es exactamente lo que los alcaldes han descrito: las inversiones siguen siendo necesarias, los proyectos están ah, y estamos trabajando sobre el terreno en Freetown y en Kumasi. Sin embargo, los desafíos del mercado se han vuelto complejos».

Sin duda, uno de los mayores problemas para África Subsahariana es que el mercado subnacional técnicamente no existe fuera de algunas burbujas como Sudáfrica, Egipto y, en cierta medida, Mauricio.

La reforma legislativa en materia de endeudamiento que el Alcalde de Kumasi mencionó será revolucionaria para Ghana ya que permitirá la circulación del capital, tal y como ha sugerido la Alcaldesa de Freetown, y se destinará directamente a las ciudades para su consumo de acuerdo con las necesidades de los servicios sociales. «No me preocupan los proyectos en sí, sino el recorrido que tendrán que hacer los para ser financiables y tener acceso a capital», concluyó.

Emmanuelle Nasse Bridier, jefa de Infraestructura Urbana Resiliente en Meridiam

Emmanuelle comenzó con buenas noticias: «Hemos observado un creciente apetito e interés por la infraestructura en las ciudades, así como una clara determinación del sector privado a participar en la financiación de lo que realmente importa para las ciudades». El sector de las inversiones comprende con claridad la necesidad de invertir mucho más en las ciudades y en infraestructura para así cubrir las necesidades de la población. Declaró que «además estamos observando esta tendencia en las encuestas, y los inversores están incrementando las asignaciones destinadas a infraestructura. No obstante, la comunidad inversionista necesita encontrar una manera de invertir en proyectos que tengan sentido para las ciudades y que sean financiables y útiles».

¿Cómo podemos encontrar proyectos que cubran las necesidades de la población mientras se contribuye a la economía y la recuperación, que al mismo tiempo atraigan a inversores del sector privado para proporcionar capacidad inversora a pesar del riesgo percibido? Es importante buscar soluciones que impliquen la financiación mixta y capten nuevas contrapartes, con el fin de beneficiarse de su capacidad de afrontar riesgos y de impulsar la fuente de financiación al tiempo que se cubren los riesgos que los inversores del sector privado no pueden asumir. Esta es una cuestión de cooperación, preparación y colaboración para aumentar la capacidad de captar inversores privados.

En general, Meridiam posee una larga lista de proyectos, soluciones de financiación e innovación. Se muestran optimistas ante la capacidad de encontrar soluciones debido a que es una necesidad urgente y existe capacidad de financiación que aprovechar.

Sr. Frederic Audras, Jefe de la División de Desarrollo Urbano del AFD

En 2008, el Organismo Francés de Desarrollo (AFD) financió directamente la ciudad de Dakar sin ninguna garantía de la Tesorería Nacional y funcionó. Resultó ser una experiencia innovadora y la financiación del proyecto fue evaluada satisfactoriamente.

Después de esta crisis, es muy complicado presentar un nuevo proyecto ante una junta bancaria o un comité de riesgos, incluso tratándose de una ciudad muy importante. El AFD se plantea desarrollar nuevos instrumentos de garantía para animar a los bancos locales a cubrir las necesidades de financiación de los programas de inversión de las autoridades locales con el fin de movilizar más recursos para la financiación de infraestructura pública, especialmente en África.

En este contexto, una de las nuevas iniciativas en asociación con la UE llamada Cityriz tiene como objetivo la creación o desarrollo de mercados crediticios nacionales para los gobiernos locales de África. Cityriz consiste en una garantía parcial para préstamos concedidos a los gobiernos locales por parte de bancos nacionales, con el objetivo de orientar más recursos financieros hacia estas entidades, que carecen de acceso al sector bancario.

Cityriz conllevará también unos plazos de vencimiento más largos y la aplicación por parte de los bancos de una tasa de interés más favorable para los gobiernos locales con el fin de que puedan financiar sus necesidades en materia de infraestructura, como la rehabilitación de carreteras, alcantarillado, infraestructura económica y social, escuelas, centros sanitarios, espacios públicos, suministro de agua, saneamiento y gestión de residuos sólidos, etc. Se dará prioridad a las inversiones que reporten beneficios para el clima.

El mecanismo de garantía proporcionará también asistencia técnica a los bancos para que desarrollen herramientas y procesos destinados a los mercados de los gobiernos locales en África. Los préstamos específicos de Cityriz cuentan con 100 millones de euros para los próximos cuatro años.

Sr. Tshepo Ntsimane, Jefe de Metros, Ciudades Intermedias y Juntas de Agua del Banco de Desarrollo de África Meridional (DBSA)

Debido al impacto de la COVID-19, Tshepo subrayó la necesidad de una colaboración entre las instituciones financieras internas y las instituciones financieras para el desarrollo internacional. La reciente rebaja soberana de Sudáfrica ha dificultado la obtención de financiación rentable por parte del DBSA y de los municipios de la región para acceder a la financiación de infraestructura urbana que tanto necesitan. Existe una enorme necesidad de colaborar con organismos internacionales con una buena y sólida reputación, como el AFD, el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) y la Corporación Financiera Internacional (CFI), que pueden rebajar los costos de financiación de infraestructuras en Sudáfrica.

Además, manifestó que el DBSA es el principal prestamista de los municipios de Sudáfrica, y su financiación proviene de la emisión de bonos internos y de préstamos de bancos comerciales así como de asociados internacionales de la IFD. Siguiendo el ejemplo pionero de Johannesburgo, actualmente existen cuatro ciudades en Sudáfrica que han emitido bonos municipales. El DBSA ha estado trabajando para asociarse con el Gobierno y el sector privado con miras a incrementar la inversión en infraestructuras municipales, ampliar el perfil de vencimiento y profundizar en los mercados de capital. El DBSA trabaja también con asociados internacionales e inversores institucionales para mejorar la calidad de los créditos dentro del mercado nacional y fomentar la participación del sector privado en el mercado.

Sr. Kevin Nelson, Jefe del Equipo Urbano de la Oficina de Tierras y Urbanismo de la USAID

Kevin destacó la conexión entre los ingresos procedentes de fuentes propias y la inversión desde el punto de vista del giro programático y operacional de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). En primer lugar, habló sobre la conexión entre la financiación y las políticas públicas que orienta la prestación de servicios. En el contexto de la COVID-19, la USAID se ha centrado en la vinculación de la planificación urbana y de las necesidades de salud pública como parte de la respuesta de 24 meses a la COVID-19. Desde el punto de vista del contrato social y de la financiación innovadora para el desarrollo, destaca el papel de los ingresos procedentes de fuentes propias en el modelo de prestación de servicios urbanos. Se ha producido una mayor articulación en la conexión entre la gobernanza y el apoyo de la USAID en el asesoramiento de políticas para mejorar la autosuficiencia financiera de las ciudades, concretamente en lo que respecta a los ingresos procedentes de fuentes propias y a la movilización de recursos internos. Por ejemplo, la USAID está implementando un proyecto en Etiopía que apoya al gobierno local en su estrategia de crecimiento económico interno. Kevin subrayó también la importancia de crear un círculo virtuoso de inversión en PYMES utilizando mecanismos de garantía que permitan invertir de nuevo en fuentes de ingresos. Tomaremos como ejemplo el proyecto de gestión de deshechos sólidos en Asia Sudoriental, que se beneficia de un fondo de 150 millones de dólares de los Estados Unidos. No solo fomentará el crecimiento de las empresas locales, sino que también impulsará el desarrollo económico de la ciudad.

Mme Lisa Da Silva, responsable « Villes mondiales » de la Société financière internSra. Lisa Da Silva, Directora de Ciudades Mundiales de la CFI

Lisa cerró la mesa redonda, en la que subrayó que las inversiones municipales tras la COVID-19 adoptarán distintas formas con diferentes partes interesadas en cada ciudad. La COVID-19 está afectando a la financiación municipal de manera heterogénea, dependiendo de la base de ingresos y del nivel de autonomía fiscal. Se espera una reducción importante de la disponibilidad de financiación y una reducción en los gastos de capital. Con un presupuesto muy limitado para el próximo año, las ciudades deben tomar una posición estratégica respecto a las inversiones y no existe una solución única para los gobiernos locales. Asimismo, sugirió que las ciudades exploren nuevas fuentes de ingresos, como tarifas para los servicios basados en la tecnología. Cuando lo permitan los reglamentos, se debe fomentar una descentralización fiscal responsable que permita a las ciudades obtener préstamos o asociaciones público-privadas.

Además, la gobernanza y la diversificación del riesgo son dos aspectos importantes en la financiación de los gobiernos locales. La gobernanza es importante para crear formas de movilizar recursos y para crear resiliencia económica y solidez financiera. La diversificación de los riesgos ofrecerá garantías para las instituciones financieras internas y mitigará las pérdidas. También incentivó la reflexión sobre las oportunidades de recuperación de plusvalías inmobiliarias. ¿Cómo pueden asociarse las ciudades con el sector privado en los proyectos? ¿Cómo pueden convertirse las ciudades en inversionistas y contribuir con tierras como parte de un proyecto y compartir fuentes de ingresos del proyecto durante un período de tiempo más extenso? En conclusión, la resiliencia y la recuperación de la economía verde es lo que los inversores buscan.

En resumen, David Jackson se comprometió a que la FNUDC trabajase con los ponentes en las reformas políticas y estructurales necesarias para alcanzar un ecosistema financiero mundial que trabaje para las ciudades y los gobiernos locales, lo que resulta más crítico en vista de la pandemia actual y su recuperación. A fin de cuentas, la financiación de los gobiernos locales es financiación para el desarrollo y la pandemia no solo nos ha enseñado quiénes son los verdaderos trabajadores esenciales, sino lo que significan las instituciones públicas esenciales para nuestro bien común. Este espacio contiene más detalles.


Leave a Reply